Archivo diario: agosto 19, 2010

>¿Cómo llega un elefante a un circo y zoológico?

>

En el 2004 la revista “Magazine” da a conocer impactantes imágenes de la realidad que viven los elefantes al ser separados de sus habitad a través de crueles métodos lo que conlleva la separación no solo del ambiente si no también de los otros elefantes que se han salvado de los secuestros.
Se muestra los sistemáticos y terribles castigos a los que son sometidos estos animales para conseguir que se comporten como esclavos y así estos ser usados en trabajos forzosos, circos, atracciones de turismo, zoológicos, etc.

Uno de los métodos que utilizan los secuestradores para “entrenar” a los elefantes antes de venderlos se basa en enjaularlos y golpearlos durante tres días, Pasado ese tiempo, el animal obedecerá al escuchar la voz de quien lo golpeaba. A causa de esto el elefante tendrá un precio multiplicado, hasta 45.000 euros puede valer un elefante “entrenado” en Tailandia.
Durante años, estos animales fueron símbolo de Tailandia. Hoy son explotados por una industria financiada por los circos, zoológicos y otras entidades que recurren a los animales para conseguir dinero.

Otro método para “entrenar” al elefante se basa en amarrarlo sin movimiento durante tres noches sin dormir, sin comida y cuando ya se encuentra débil e inmovilizado se golpea hasta que no logre conciliar el sueño. Al final obedecerá al hombre, por la cuenta que le trae: conoce el castigo que le espera si no hace caso o comete errores.

En la foto donde se ve un elefante gritando, este tiene apenas tres años. La edad perfecta para someterse al phaajaan, un cruel ritual de domaptractiado por la tribu Karen, del norte de Tailandia. Al final del proceso, el elefante sometido alcanzará un valor de entre 2.000 y 4.600 dólares entre sus compradores.
En esta foto se ve un elefante pequeño cual es conducido lejos de su madre a ser encerrado en una jaula de palos y a donde se le golpea hasta que obedezca, quienes lo agraden conocen los puntos débiles: los oídos y la boca.

Esta es una realidad diaria en muchos países gracias al financiamiento público a los circos con animales y zoológicos, los elefantes sufren la tortura que le propinan sus explotadores para conseguir el dinero de las entradas que la sociedad paga por verlos en cautiverio.

Chile: Campaña contra la experimentación en animales en la UMCE

La experimentación en animales vivos es una de las tantas formas de maltrato hacia los animales, que pese a los avances y evoluciones tecnológicas, todavía se continúa practicando. Además, consta de una práctica innecesaria bajo cualquier argumento, ya que se esconde bajo el llamado “progreso humano” y aún muchas personas continúan justificándola bajo este slogan.
Se efectúa en laboratorios, en la industria bélica, en medicina y en centros académicos, en donde se les enseña a nuevas generaciones la utilización de animales como un recurso más al servicio de los humanos.
Sigue leyendo